La pesadilla se repite

Hace apenas unos meses vivimos una pandemia para la que ninguno de nosotros estaba preparado, y menos aún el personal sanitario. Era un escenario inesperado, en cuestión de días nos tuvimos q adaptar a una situación desoladora, desconocida, devastadora.

Nadie había pasado por algo tan duro e impredecible, momentos que quedaran grabados en nuestra retina para siempre. Hemos tenido y tenemos miedo a tener miedo, a contagiarnos, a las secuelas de este maldito virus, a veces las ganas de luchar no pueden con todo.

Cuando esta pesadilla comenzó, una mayoría de la población nos comenzó a valorar, llamándonos héroes. Nada más lejos de la realidad, somos profesionales que decidimos dedicarnos a esto por vocación y en plena oleada jamás nos hemos quejado, sólo pedimos medios para protegernos y un salario justo acorde a nuestra responsabilidad.

Dedicamos todo nuestro esfuerzo a salvar vidas, a tratar, a cuidar. En nuestra mente la opción de rendirse o abandonar nunca estuvo, los sanitarios parece que nos crecemos ante la adversidad, fuimos héroes mientras duró el confinamiento, por miedo, por incertidumbre… quién sabe.

Después todo volvió a ser igual, volvimos a ser el centro de las criticas el tener que escuchar “te pagan gracias a mí”, “tardas en traerme la medicación…”; sin pararse a preguntar que quizá en la habitación de al lado estás atiendo a un paciente al que se le va la vida.

Los profesionales sanitarios y no sanitarios, médicos, enfermeras, TCAE, celadores, limpiadoras… TODOS sin excepción somos un eslabón imprescindible y en momentos como los que vivimos y de nuevo estamos viviendo lo damos todo, arriesgando incluso nuestra salud.

De nuevo la pesadilla se repite, tiempos muy duros, un camino angosto en el que todos tenemos que actuar de forma solidaria, asumir responsabilidad social, por ti, por mí y por todos.

Se está desafiando un virus que nunca duerme, un virus que ha causado y está causando demasiado dolor; un dolor que en parte es nuestra responsabilidad evitar contagios.

Hay que hacer estricto el aislamiento cuando se ha tenido contacto con un positivo, que haya un PCR negativa, no quiere decir que no pueda ser positivo pasados unos días, de ahí la importancia de cuarentena sí o sí, porque hay un alto riesgo de transmisión descontrolada, un crecimiento exponencial, comportamientos incívicos que ponen en riesgo la salud de todos.

El número de contagios va en aumento, las cifras de contagio cada vez son mayores, España es el país de Europa con la tasa más alta de contagio, que esto nos haga meditar a todos y cumplir con los puntos básicos de prevención las 3 M: Mantener distancia, lavado de Manos y Mascarilla.

Tenemos que cumplir estos puntos para que cuando volvamos a juntarnos todos no falte nadie.

“Cuando te des cuenta que lo que haces a otro te lo haces a ti mismo, habrás entendido la gran verdad”, Lao Tsé.

1 Comment

  1. sandra

    Que gran verdad, la pena es que parece que estamos en dos mundos paralelos.

Leave a Comment