enfemeras pies

Rol de la enfermera en gestión sanitaria II

Otro de los temas prioritarios que se debatieron en las Jornadas del día 17 de junio celebradas en el Consejo General de Enfermería fue la complejidad que existe en la actualidad para seleccionar a las enfermeras asistenciales para puestos de trabajo de especialistas o con un perfil muy específico. Esto es un gran problema para las organizaciones sanitarias, ya que el actual sistema de contratación por bolsa instaurado en la mayoría de las organizaciones sanitarias se limita a la contratación de enfermeras/os por baremo, independientemente del perfil, por tanto, los gestores se encuentran con grandes dificultades para cubrir puestos de trabajo muy complejos como los de cuidados críticos, nefrología, urgencias, quirófano, etc.

Encontrándose con la difícil situación de que por ejemplo para cubrir una plaza de enfermera de cuidados críticos, al contratar por bolsa puede llegar una enfermera muy experta en geriatría, pero sin ningún conocimiento en cuidados intensivos, esto supone un grave trastorno tanto para la organización sanitaria en su conjunto, para la profesional afectada y para sus compañeros de trabajo, y sobre todo para la calidad de los cuidados hacia el paciente. Los gestores solicitan tener sistemas de selección que permitan contratar a los mejores por perfil, formación y competencias.

Y a esto se añade que las categorías profesionales de enfermeras especialistas 14 años después del Real Decreto 450/2005 sigue sin implantarse en todas las comunidades autónomas, por tanto al no estar dentro del catalogo de puestos la figura de enfermera especialista, un enfermero generalista puede incorporarse a trabajar en los puestos de los especialistas, por ejemplo una enfermera especialista en atención familiar y comunitaria puede ser contratada por la bolsa para trabajar en diálisis, y una enfermera generalista de hospitalización puede ser contratada para el puesto de enfermera en atención familiar y comunitaria, esto sin duda supone una gran desmotivación para las enfermeras especialistas, un desperdicio de los enormes recursos que supone el formar a especialistas, y sin duda una perdida de oportunidad en el desarrollo profesional de las enfermeras y una disminución de la calidad asistencial que se proporciona a la población que atendemos.

Se debatió también sobre la necesidad de abordar los cambios legislativos necesarios, para que la legislación actual posibilite el acceso a las enfermeras/os a todos los puestos de gestión que existen en las administraciones públicas sin ningún tipo de limitación, adaptando la normativa vigente a la titulación actual de las enfermeras como Graduados Universitarios. Ya que a pesar de que a nivel académico tenemos el máximo desarrollo, graduados, máster y doctorado, esto no se corresponde con la realidad laboral, donde los enfermeros todavía seguimos realizando funciones como antiguos diplomados.

Se expuso en las mesas de debate la relevancia del liderazgo en gestión, los gestores son los líderes formales de las organizaciones sanitarias, hay que generar confianza, comunicar de forma efectiva, resolver las necesidades de los profesionales y de las organizaciones sanitarias, alinear a las enfermeras/os con los objetivos de los centros asistenciales. Las gestoras enfermeras son facilitadoras de la labor asistencial, y posibilitan el alcanzar la excelencia en los cuidados, trabajando en equipo y motivando a los profesionales.

Para conseguir lo anterior es necesario avanzar en descentralizar la gestión de forma efectiva, es decir tener mayor autonomía gestora y poder tomar decisiones junto al equipo asistencial, haciéndoles partícipes de la gestión de las unidades y servicios de enfermería, tanto en la gestión de personas como en la gestión de los recursos materiales necesarios, pudiendo avanzar en la gestión de la calidad. La queja por parte de los directivos de primer nivel en la actualidad es que lejos de avanzar en descentralización de la gestión, se está avanzando en recentralización, concentrándose la toma de decisiones a nivel central de los servicios de salud, con poca autonomía directiva en los centros asistenciales.

Como no puede ser de otra forma, se debatió en profundidad que en gestión enfermera la clave está en gestionar personas, los gestores enfermeros son grandes gestores de recursos humanos, gestionamos el 60% de las plantillas de los centros asistenciales y el 55% del presupuesto asignado al Capitulo I (personal). Por tanto, es clave formarse y avanzar en habilidades directivas, que permitan desarrollar y entrenar, el liderazgo, la motivación, la gestión de competencias, es clave potenciar la creatividad e innovación de los profesionales que forman parte de los equipos de trabajo, trabajar conforme a la evidencia científica y explorar otras alternativas que den mejores resultados, hay que potenciar la investigación. Las organizaciones sanitarias son el resultados de los profesionales que trabajan en ella, el verdadero valor está en las personas que conforman la organización sanitaria, por tanto hay que invertir mucho esfuerzo como gestoras enfermeras para generar confianza, conseguir el compromiso de todas las enfermeras/os a las que se dirige, alcanzar el sentimiento de pertenencia por parte de todos los profesionales, para conseguir entornos laborales positivos y mejores resultados en la practica asistencial y de cuidados, ya que si se consigue lo anterior el paciente y sus familiares estarán mejor atendidos.

El problema de los escasos ratios de enfermera/paciente en nuestro país, es una debilidad para la mayoría de los gestores enfermeros, a esto se suma que en la actualidad el paro de las enfermeras es prácticamente estructural y existen verdaderas dificultades para cubrir las suplencias de los contratos de verano, lo cual agrava la situación.

Las gestoras enfermeras son protagonistas de los equipos directivos sanitarios, el día a día y buen funcionamiento de cualquier organización sanitaria pasa por la gestión enfermera, dando solución no solo a las disfunciones que ocurren en los equipos de enfermería, sino a toda la logística sanitaria, participando en todas las tomas de decisión de los equipos directivos a nivel global, coordinados con los equipos directivos médicos y de gestión, tomando decisiones con un alto impacto económico, profesional y humano, sin embargo la visibilidad es escasa tanto dentro como fuera de la profesión, y sin duda se merecen nuestra admiración y felicitación por el papel decisivo que desarrollan todos los días dentro del Sistema Nacional de Salud.

Leave a Comment

Bitácora Móvil